CiaticaConsejos, artículos, testimonios y más

¿Por qué se da la ciática?¿Sabías que existe una falsa ciática?

Dolor de ciática

Esta condición consiste en una irritación o comprensión de una o mas raíces nerviosas de la columna lumbar. Como estos nervios viajan hasta las caderas, glúteos, piernas y pies, una lesión en la columna lumbar puede producir síntomas en cualquiera de estás áreas.

La ciática puede ser el resultado de una variedad de problemas de huesos y tejidos de la zona lumbar.

Causas del dolor ciático

Una causa común de esta afección es un hernia discal. Una hernia discal es la ruptura de la pared fibrosa exterior de un disco vertebrado lo cual permite que el núcleo blando del mismo sobresalga hacia al exterior, pudiendo presionar una raíz nerviosa y ocasionar daño.

¿Por qué se produce la ciática?
A la hernia discal también se le denomina ruptura discal, disco protuberante o pinzamiento de nervio, y la ciática es el síntoma más común de una hernia discal lumbar.

Otra causa común de esta lesión, es la enfermedad degenerativa discal. Esta ocurre cuando un disco vertebral se debilita permitiendo que los huesos vertebrales por encima y por debajo del disco se desplazan fuera de su posición.

Los huesos se pueden tocar tensando las raíces nerviosas cercanas. Cuando los huesos, discos, o articulaciones de la columna se degeneran se puede formar espolones óseos y presionar hacia el exterior del canal espinal o espacio foraminal, esto se denomina estenosis espinal, y también puede producir una presión dañina sobre las raíces nerviosas.

La lesión de la raíz nerviosa puede ocurrir en cualquiera de las 5 vertebras de la columna lumbar L1 a L5 o al nivel del sacro cuyo parte superior es llamada S1.

Síntomas

Señales que podrían indicar que sufres de ciática
La sensación puede llegar a ser muy dolorosa y el entumecimiento puede extenderse hasta los dedos de tu pié, haciendo que no puedas caminar.

Los síntomas pueden incluir dolor debilidad adormecimiento o cosquilleo y puede variar dependiendo del nivel de la lesión. Por ejemplo, una lesión a nivel en L2 puede crear dolor en los muslos y debilidad en las caderas. Una lesión a nivel L3 puede causar dolor en los muslos y debilidad en rodillas. Una lesión a nivel L4 puede causar dolor en la parte baja de la espalda hasta el pie, y también debilidad en los pies.

TE PUEDE INTERESAR: ESTIRAMIENTOS QUE AYUDAN A REDUCIR EL DOLOR DE ESPALDA

Si el daño se produce a nivel de L5 puede producir dolor desde la parte externa de la pierna hasta la parte superior del pie y debilidad. Finalmente, el daño a nivel S1 puede producir dolor desde la pantorrilla hacia la parte externa del pie, además de debilidad en los pies.

Los síntomas incluyen dolor de espalda, dolor en la nalga y dolor, entumecimiento o debilidad en diferentes partes de la pierna y el pie.

¿Cómo saber sí es una ciática?

Cada tipo de lesión y su localización manifiesta muy distintos síntomas que tu médico sabrá valorar e interpretar.

La maniobra de Lasègue se emplea para valorar el compromiso de los nervios raquídeos que forman parte del nervio ciático. Resulta útil a la hora de valorar el grado de compromiso una vez diagnosticada la hernia que está comprometiendo el nervio.

En personas mayores es difícil llevar a cabo esta maniobra, ya que suelen tener problemas en la articulación de la cadera y se provoca dolor más fácilmente, aumentando el número de falsos positivos.

Maniobra de Lasègue positivo indicando un posible compresión radicular
En el caso de aparecer dolor entre los 30 y 70 grados podemos dar como signo de Lasègue positivo, indicando un posible compresión radicular.

¿Qué es una falsa ciática?

Nos referimos al síndrome piramidal o piriforme. Es una afección que ocurre cuando el músculo piriforme (situado debajo de los glúteos) comprime al nervio ciático.

Las causas son provocadas por:

En el síndrome piramidal izquierdo

  • Por disfunción del riñon (mal funcionamiento).
  • Por colón irritable.

En el síndrome piramidal derecho

  • Por irritación del intestino delgado.
  • Por disfunción de la próstata.
  • Por disfunción de el útero.

Los síntomas del síndrome piriforme generalmente incluyen dolor en glúteos acompañado de un dolor parecido al de la ciática, entumecimiento, y debilidad que se extienden por la parte posterior de la pierna y hasta el pie.

Maniobra de Freiberg
Es importante un buen diagnóstico diferencial. Por que hay otras enfermedades como las hernias, entre otras muchas, que pueden presentar los mismo síntomas.

El paciente nota dolor sobre todo sentado, aliviándose con el movimiento, también en ocasiones puede haber problemas a nivel lumbar que son los que realmente desencadenan la contractura del músculo piramidal.

La falsa ciática o síndrome piramidal se puede tratar con ejercicios y estiramientos

Tratamiento de la falsa ciática


El tratamiento de este síndrome depende, sobre todo, del enfoque elegido por el fisioterapeuta. Pero hay determinados estiramientos y ejercicios efectivos para recuperarse de la falsa ciática.

  • Estiramiento del músculo piramidal.
    • Automasaje de glúteo y piramidal con pelota.
    • Estiramiento de glúteo y piramidal.
    • Estiramiento combinado de psoas e isquios.
    • Estiramiento de cadenas cruzadas.
    • Ejercicio para cifosis dorsal baja.
  • Puede ser útil aplicar hielo y acompañar de un suave masaje el área dolorida (máximo 10 minutos).
  • La aplicación de calor también puede ser útil ya que relaja el músculo y alivia la tensión y contractura del músculo piramidal (máximo 20 minutos).

TE PUEDE INTERESAR: UNA MALA POSTURA, ¿PUEDE GENERAR UNA HERNIA DE DISCO?

¿Cuánto dura la ciática?

Depende del daño. Las molestias y limitaciones que provoca la ciática pueden ser muy incapacitantes, es una de las primeras causas de absentismo laboral.

Si la ciática no ha avanzado mucho y el dolor es ligero, la recuperación completa puede producirse en unos pocos días gracias a unos buenos cuidados.

Adoptar una mejor postura, practicar ejercicios y estiramientos en zona lumbar y extremidades, resultan muy beneficiosos. De este modo, en menos de un mes los síntomas deben empezar a remitir.

En cambio, si la ciática se ha agravado y han avanzado los dolores, recomendamos encarecidamente acudir a fisoterapeutas profesionales para poder tratar la dolencia. En estos casos, los síntomas comunes pueden prolongarse durante 2 o 3 meses; además, pueden estar acompañados de otros, como el adormecimiento o los hormigueos.

Cómo evitar que el dolor vuelva

Para prevenir una nueva crisis de la ciática, se debe:

  • Hacer regularmente estiramientos para estirar los músculos de las piernas y de la columna.
  • Evitar el sedentarismo y practicar regularmente actividades como caminata, pilates o hidrogimnasia, ya que fortalecen y estiran los músculos.
  • Tratar de mantener la postura de la espalda correcta tanto de pie como sentado.
  • Estar siempre dentro del peso ideal.
  • Mantener el abdomen siempre fuerte para proteger la columna.
Cambia algunos hábitos en tu vida diaria: cuida tu alimentación, realiza ejercicio, evita malas posturas.

Tratamiento rehabilitador

Educación postural, terapias de calor y frío, masajes profundos o el empleo de la estimulación nerviosa transcutánea (Tens).

Solicitar una primera cita

Sí te resultan familiares estos síntomas y quieres consultar con un especialista, si puede tratarse de ciática o síndrome piramidal, no dude en ponerse en contacto con nosotros.👇

*Tu información está 100% resguardada y jamás será compartida con terceros.
TU SALUD ES UN ASUNTO QUE NOS INTERESA.

¡Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *