Consejos, artículos, testimonios y másTips

Cuidado de los pies

Cuidado de los pies

Recuerdo mucho una frase de mi abuelo “Los pies gritan lo que la boca calla” y hasta que inicie estudios de biomecánica (ciencia que estudia el movimiento) entendí esa frase y me sorprendí de la importancia de los pies, ya que el solo hecho de ser la región anatómica que nos mantiene el mayor tiempo en contacto con la tierra, los vuelve muy importantes pero eso solo es una de sus muchas funciones.

 Es importante saber que a lo largo del día y de nuestra vida, los pies son la parte del cuerpo que más sufre, ya que fueron diseñados para no usar zapatos  y sin embargo los hemos obligado  al paso del tiempo a usar calzado y, desafortunadamente el calzado que esta más de moda es el que altera más la forma correcta del pie.

Imagina la cantidad de trabajo y la cantidad de cambios que pasan de estar “encerrados” en medias, calcetines y zapatos, y si a eso le agregamos que durante todo el día aguantan el peso del cuerpo y nos mantienen estables, hace que no debamos olvidarnos de ellos.

En verdad que nos conviene cuidarlos porque si no lo hacemos tarde o temprano pagaremos las consecuencias.

  • Usa calzado que no sea de tacón muy alto y sobre todo muy delgado ya que esto fuerza aún más al pie con cada paso que das, está bien que las mujeres quieran lucir sus lindas piernas, pero no es bueno exagerar con la altura.
  • Aprende a alternar la altura de tu calzado ya que si te acostumbras solo a usar calzado de tacón alto y por alguna situación como alguna lesión requieras usar zapato de piso te sentirás incómodo con el cambio.
  • De la moda lo que te acomoda. El calzado debe de ser cómodo, de material muy blando, para no producir roces.

Consulta periódicamente a un médico experto en cuidados y tratamiento de los pies. Recuerda que también lo debes hacer si presentas algún tipo de enfermedad metabólica (Diabetes Mellitus).

  • El tratamiento o el cuidado de los pies no es igual en todas las personas, aquellas que presentan enfermedades metabólicas como la diabetes, deben recurrir a un grupo seleccionado de profesionales para el cuidado de los mismos, pues se requiere mucha mayor atención en este tipo de personas, no nos descuidemos en ello, y no cometamos errores en un cuidado inadecuado para nuestros pies. lo mismo sucede con aquellas personas que presentan problemas ortopédicos, como el pie plano el cual si se inicia atender desde niño tendrá mejor pronóstico, sin embargo el pie plano no solo debe tratarse con ortesis (platillas y zapatos), el ejercicio es importante, así como el uso de nuevas técnicas como las que hemos desarrollado con muy buenos resultados.
  • Un pie bien cuidado tiene que tener una adecuada temperatura y humedad, los extremos son malos. Tenga mucho en cuenta que si no seca bien los espacios entre los dedos, puede ser origen de enfermedades (proceso micótico entre otros padecimientos)

¿Cómo podemos cuidar de nuestros pies?

Para poder cuidar es importante que sepas como es, por eso para que sepas cuidar mejor tu pie debes conocer su anatomía que es maravillosa.
Las estructuras del pie las podemos dividir en tres partes:
Tarso 7 huesos.
Metatarso 5 huesos.
Falanges 14 huesos.

Imagínate que obra de ingeniería ha realizado la naturaleza en nuestros pies que es capaz de soportar en un trayecto que caminemos de 2 km el peso de más de 10 toneladas.

Sus componentes le dan diseño en donde aprovecha la fuerza que produce el peso de nuestro cuerpo y lo convierte en energía que sea capaz de impulsar a nuestra pierna para que nuevamente podamos dar otro paso.


Estadísticamente sabemos que 6 de cada 10 personas sufren de algún problema de los pies. Un factor importante es el uso inadecuado del calzado.

¿Acaso tú sabes qué características tiene que tener el calzado?

Te damos las siguientes recomendaciones, para la selección de sus zapatos:

1) Recuerde que de la moda lo que le acomoda, escoja diseños que le sean cómodos y le ayuden a moverse y caminar sin dificultad.

2) Las medidas varían entre una marca y otra, así que no compre sus zapatos por el número sino que debe probárselos y estar seguro que le quedan cómodos.

3) Seleccione un zapato que se ajuste lo mejor posible a la forma de su antepié.

4) Recuerde que el tamaño de su pie puede aumentar a medida que usted envejece, así que su talla puede variar, por lo que debe verificar que esos zapatos que tiene de mucho tiempo aun le sean cómodos y sino es así ya no los use.


5) Recuerde que a veces un pie puede ser más grande que el otro. El calzado debe ajustarse al pie más grande.
6) Compre sus zapatos al final del día, cuando el pie es más grande.
7) Tiene que pararse y caminar por varios minutos con los zapatos que quiere comprar, ya que el pie se pone más ancho. Debe quedar aproximadamente un pequeño espacio entre el primer dedo y el final del zapato (nunca debe ser mayor al tamaño de su dedo menique de su mano).
8) Si el zapato no le queda bien no lo compre, no espere que se adapte a su pie, recuerde la frase que le quede bien como un guante de seda.
9) El antepié debe quedar justo en el zapato, pero no debe quedar apretado (ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre).
10) El pie debe quedar holgado en el zapato pero de preferencia no debe sentir que cuando camina su pie baila dentro del zapato.

¿Tú te cuidas?
TÚ SALUD ES UN ASUNTO QUE ME INTERESA

Cualquier duda que tengas de este tema dejanos un comentario en el siguiente formulario 👇

Oferta cuidado de los pies

20 % de descuento en tu próxima consulta para cuidados de los pies al registrarse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *