Consejos, artículos, testimonios y másTips

Es tan malo estar mucho de pie como sentado

La gente que trabaja de pie por mucho tiempo es más propensa a desarrollar alguna enfermedad cardíaca, en comparación a quienes están mucho tiempo sentados. Las personas que está mucho tiempo de pie, pueden producir también algunos problemas de salud, como acumulación de sangre en las piernas y un aumento de estrés en el bombeo del corazón, pues lo hacemos trabajar a marchas forzadas al no darle descanso a nuestras piernas. Las rodillas, los pies y la columna vertebral son los primeros en resentir las dolencias procuradas por los largos periodos de estar de pie.

Causas

El dolor de rodilla puede tener distintas causas. Tener sobrepeso puede ponerlo en mayor riesgo de problemas de rodilla. El uso excesivo de la rodilla puede desatar problemas en ella que provocan dolor. Si usted tiene antecedentes de artritis, eso también podría provocarle dolor en la rodilla.

Referencia: https://medlineplus.gov/

LESIONES Y USO EXCESIVO

Bursitis. Inflamación a causa de presión repetitiva sobre la rodilla, como arrodillarse por períodos prolongados, sobrecarga o lesión.
Dolor en la parte frontal de la rodilla alrededor de la rótula.
Ruptura de ligamentos. Una lesión al ligamento cruzado anterior (LCA) o al ligamento colateral medio (LCM) que puede provocar sangrado en la rodilla, hinchazón o inestabilidad en la rodilla.

“Es tan malo estar mucho de pie como sentado”

Estar de pie cinco horas al día o más contribuye a una fatiga muscular significativa, se producen problemas musculo- esqueléticos, que afectan, sobre todo, a las articulaciones inferiores: tobillos, rodillas y hasta las caderas, que soportan el estrés de las vértebras lumbares. Todo ello acaba en dolor de espalda crónico. Básicamente, al cuerpo no le gusta tener la misma postura o llevar la misma carga de forma continua, así que el cambio siempre es bueno.

Limita los ejercicios con impacto, como el running y el aerobic, mantén un peso saludable y cambia tus hábitos alimenticios. Hay que evitar el consumo de alimentos salados, que aumentan la retención. También los hidratos de carbono simples (azúcar refinada, bebidas azucaradas), que elevan los niveles de glucosa e insulina en sangre y con ello la grasa acumulada.

No olvide COMPARTIR O dejarnos tus comentarios son importantes para nosotros. Si tu o alguien que conozcas requiere ayuda podemos darte más información mándanos un mensaje.

Deja un comentario